La pequeña Nafplio, una perla veneciana y punto de partida ideal de una ruta arqueológica por el corazón del Peloponeso.